domingo, 5 de diciembre de 2010

¿La salud del futuro es móvil?

Hoy en el Ciber País se publicaba un artículo muy interesante en relación a las Aplicaciones para teléfonos y dispositivos móviles. Os recomiendo su lectura íntegra ya que habla de usos en distintos ámbitos de la vida que ni siquiera se me habrían ocurrido. En esta ocasión me centraré aquí en comentar aquellas partes relacionadas con la salud.
La primera aplicación-salud para móviles es la de un glosario médico para poder comunicarse en caso de encontrarnos de viaje en el extranjero y tener que asistir al hospital. Me parece especialmente interesante destacar el comentario del fundador de la empresa, Universal Doctor, que dice literalmente "se ven dos tendencias claras: las aplicaciones de formación del paciente, y las aplicaciones que evitan desplazamientos innecesarios". Toma ya! Justo dos de los pilares básicos de la salud 2.0. El problema surge cuando, de las más de 17 mil aplicaciones sanitarias que existen, la gran mayoría son de pago, superando en muchos casos los 10 euros por Apps. Pues no son tan accesibles, no?

En Estados Unidos ya hay ciertas Apps pendientes de aprobación para su uso "masivo" con pacientes, como es el caso del glucómetro de Sanofi-Aventis para i-Phone, ¿serán financiadas por el propio gobierno? ¿es impensable esto en España? ¿Reducirán costes y mejorarán la relación profesional-paciente? Y lo qué es mejor, ¿modificarán, para bien o para mal, la salud del usuario?

Por otra parte y como bien señala el artículo, en salud se necesita una estandarización, pero también, y esto lo añado yo, cierto rigor, cierta veracidad, sobre todo, en cuestiones de Educación para la Salud. No olvidemos que esta industria de las Apps es un gran negocio y que se estima que dentro de cinco años más de 500 millones personas llevarán aplicaciones sanitarias en su móvil. ¿No da un poco de miedo que estas Apps formen a pacientes según los intereses de unas u otras empresas? Yo estoy a favor de estas aplicaciones que ayudarán a formar, a mantenerse en contacto directo, a monitorizar datos de forma fiable, a sentirnos un poco más seguros pero eso sí, que sean los profesionales sanitarios los que tomen la iniciativa, los que formen y aconsejen, los que estandaricen, los que revisen y por qué no, presciban las aplicaciones que consideren oportunas, de nosotros depende.

Por último este fragmento "Las aplicaciones se utilizan en torno a 80 minutos diarios, pero la mayoría de ese tiempo se pasa jugando. De las 10 aplis de pago más bajadas en noviembre en la tienda de Windows Phone, las 10 eran juegos"  Ahí lo dejo para pensar en esta tarde.

Y como no podía ser menos, una canción de domingo, que no es un domingo como los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...